3-maquillaje-para-halloween-de-vampira.jpg

Disfrazarse de vampiro es una ideal genial para la noche de Halloween, puesto que este tipo de personificación no requiere de grandes despliegues ni inversiones cuantiosas de dinero, ya que con un buen maquillaje de vampiro, se logrará un estupendo y horroroso disfraz para la noche de brujas.

Maquillarse de vampiro es muy sencillo: primero se debe cubrir el rostro con una capa delgada de maquillaje en crema blanco y después pintar, con la ayuda de un pincel fino, un círculo oscuro alrededor de los ojos. Con el mismo maquillaje negro o gris, se debe cubrir en los costados de la nariz, puesto que de esa manera se logra un efecto impactante.

Los párpados se deben pintar con una mezcla de sombras negras y rojas y con un delineador negro o marrón se pueden marcar algunos pliegues en la frente.

Para lograr un efecto estremecedor no pueden faltar las manchas de sangre sobre los pómulos o chorreando en la boca. Para ello se utilizará lápiz labial rojo fuerte o cera color roja.

Para darle una forma especial a las cejas se tendrá que humedecer la puta de un pincel fino y mojarlo en pintura negra, luego habrá que remarcar las cejas y darles forma de “V” invertida.

Como verán, el maquillaje para Halloween de vampira es muy sencillo y suele ser una actividad muy divertida para realizar junto a toda la familia, incluso con los más pequeños de la casa. Cada uno deberá elegir el diseño que prefiera y ponerle su toque personal al maquillaje.